Los barrios de Linares comienzan a beneficiarse de numerosas obras reivindicadas por las asociaciones

La concejala del Área de Infraestructuras y Servicios Públicos, Laura Cerezuela, ha comparecido esta mañana en rueda de prensa para hacer un balance de todas las intervenciones que se han realizado y de las que están por comenzar, en distintas zonas de Linares.

Así, ha detallado lo realizado hasta ahora en las Casillas de Prieto, la carpintería y climatización en la Estación de Madrid y el Matadero, la adecuación del alumbrado en los Cortijos de Náquer, por lo que quedaría sólo instalar la señalización, el acerado de las calles Cáceres y Paco Bautista, el alumbrado de la calle peatonal a la espalda del Centro de Día de Arrayanes, la rampa de acceso de las calles Azorín y Tirso de Molina, en la Barriada Los Arrayanes, el muro de la calle Río Guadalquivir, la obra subsidiaria del edificio de la Calle Bailén y su apertura al tráfico, la adecuación de las pistas de petanca y su alumbrado, en la Avenida de España.

La concejala se ha referido a otras de las reformas que se están llevando a cabo como la del Silo del Cereal, con la que se va a recuperar un espacio cultural de Linares, que llevaba cerrado al público cuatro años y la reforma de las pistas cubiertas del Polideportivo San José, a las que faltaría colocar una lona que impida la entrada de agua y el arreglo de los muros.

Otra de las intervenciones que se han anunciado es la salida de un contrato para la poda y tala de árboles de determinadas zonas de Linares, como refuerzo al área de jardinería. También ha recordado que se van a plantar árboles en aquellas zonas que carecen de ellos, para cumplir con las medidas para combatir el cambio climático en las ciudades y se les va a dotar de riego.

Por último la esperada reforma de la Plaza Colón que ya ha comenzado y en la que se van a hacer varias mejoras con respecto al proyecto inicial, como la canalización de la acometida de aguas, la colocación de bolardos para separar la zona de aparcamiento de la calzada y la acera, el arreglo de los arriates de los jardines y la reposición de la arena del parque.

Un programa de reformas con el que se está recuperando espacios públicos y se espera solucionar algunos de los problemas que presentaban ciertas zonas, cuya intervención reivindicaron las diferentes asociaciones vecinales de los barrios de Linares.