Un día de otoño al anochecer en el Paseo de Linarejos desde el objetivo de Marisidra López

«Nuestro paseo…
Surge en 1875 al querer unir nuestra ciudad con un paseo que fuera en línea recta hasta el Santuario de la Virgen de Linarejos… , cuenta con una longitud de aproximadamente 500m y 30metros de ancho ; se compone de una calle central y dos laterales más estrechos siguiendo el concepto de bulevar parisino. Tiene una gran variedad de vegetación en sus jardines y sus farolas son de hierro fundido de estilo modernista hechas en la fundición San Antonio de Sevilla en 1881.
En la segunda década del siglo XX el Ayuntamiento decidió poner unos bancos decorativos con azulejos y anuncios de negocios de la ciudad, en la actualidad han sido sustituidas por otros con reproducciones de fotos antiguas de nuestro Linares.
La fotografía está tomada un día de otoño al anochecer.»

Texto y fotografía: Marisidra López