La VII Quedada Land Rover se celebra este fin de semana con una participación de 300 personas

Vehículos clásicos de todos los puntos del país y las islas convivirán en Linares para visitar el Patrimonio Minero y el Parque Industrial de Santana, entre otros enclaves linarenses

Cuenta atrás para la VII Quedada Land Rover Santana que comienza este viernes en Linares, donde reunirá a un centenar de vehículos Land Rover, ya clásicos, para poner en valor las reminiscencias de lo que fue la factoría en la ciudad y acercarla también a quienes no conocieron la grandeza de esta industria, además de otros puntos de interés turístico de Linares.

El concejal de Deporte, Pedro Cintero, ha presentado la actividad acompañado de Genaro López, del Club Linarejos 4×4, organizador del evento. Han confirmado que la procedencia de estos vehículos es de todo el país, incluyendo Canarias, Baleares y otros puntos remotos de la península como Galicia o Cataluña. “Los participantes de Canarias embarcaron el martes para poder estar aquí entre hoy y mañana”, afirma López.

En total, más de cien vehículos con carácter histórico y clásico fabricados en la factoría Santana de Linares se darán cita para poner en valor el paisaje natural de la zona con un recorrido por todo el entorno natural y el Patrimonio Minero, “un atractivo para todos los amantes de la naturaleza y deportes sobre ruedas”, recuerda el concejal Cintero, quien, además, agradece a los organizadores de este evento “sus esfuerzos por  poner de nuevo a Linares en el mapa del país”.



Un itinerario que recorre todo Linares

El encuentro comienza este viernes día 8 con una concentración en la Glorieta de América que comenzará a las 12:00 horas y se extenderá hasta la recogida de los participantes para descansar sobre las 20:00 horas. Por la tarde, además, tendrá lugar una charla con parte del personal que trabajó en la fábrica de Santana para explicar anécdotas y curiosidades de la creación de estos vehículos en la última fábrica de automóviles de España.

“La ocupación hotelera es amplia durante este fin de semana, repartiéndose los asistentes entre las cabañas de La Garza y el resto de hoteles de la ciudad”, afirma Genaro López. Y añade que “por cada coche vienen mínimo tres personas, familias enteras, con lo que esperamos superar los más de 300 visitantes”.

“Un participante que se cruza España con un vehículo de los 60, 80 o 90 tienen mucho mérito”, añade López, quien recuerda que estas quedadas comenzaron en el año 2004 y dado su carácter bianual y la celebración anual de concentraciones, ese sería el evento número quince del club.



Un evento que, aseguran, no es de competición, sino todo lo contrario, se trata de compartir y convivir durante un fin de semana en Linares. El sábado, concretamente, el centenar de coches convocado visitarán el Paisaje Minero y por la tarde mantendrán una convivencia en La Garza. El domingo, cerrando el programa de la Quedada, darán una vuelta por las calles de Linares, como viene siendo costumbre.