La obra de Belin desde el objetivo de Marisidra López

El grafitero Belin

Miguel Ángel Belinchón es un artista plástico conocido en el mundo del arte como Belin. Nació el 29 de septiembre de 1979, en Linares y desde muy pequeño mostró su interés por el dibujo y la pintura. En 1995 comenzó a experimentar con la pintura en nuestras calles realizando grafitis sobre paredes y muros. Trabajó con su tío en una fábrica de artículos religiosos y publicidad y su sueldo lo dedicó a comprar material para pintar en sus ratos libres. En esos años comenzó a desarrollar la técnica del aerosol que también domina y que le ha hecho ser reconocido mundialmente.

En 2002 comenzó a hacer del grafiti su profesión, en 2004 realizó sus primeras exposiciones colectivas en España y en 2005 asistió a una bienal europea en Nápoles.

Hoy en día cuenta con un currículum y reconocimiento mundial gracias a su perfecta técnica súper realista con spray, evolucionando hasta llegar a su nueva etapa llamada Postneocubismo, qué es una fusión entre cubismo realismo y grafiti en homenaje a sus orígenes y al maestro malagueño Pablo Picasso.

Reside en Linares donde tiene una casa taller aunque por su actividad artística viaja a todo el mundo.

Sus obras son casi siempre en grandes formatos ; actualmente está centrado en el postneocubismo y en el «Online» (óleo y óleo en barra sobre lienzo).

Su temática también ha ido evolucionando a través del tiempo del lettering y muñecos hasta otra más íntima y madura. Tiene en su haber infinidad de premios nacionales e internacionales como la bandera de Andalucía en el 2014.

Su obra es inmensa y en Linares tiene más de una veintena. Como esta situada en el casco antiguo de Linares, en la calle la Rosa. A partir de ahora se pueden ver sus trabajos pidiendo en Información y Turismo un plano con la ubicación exacta de sus pinturas, lo que facilita su búsqueda. El graffiti es un arte y nuestro paisano Belin lo pasea con gran éxito por todo el mundo.

Fotografía y texto: Marisidra López