La cruda realidad de la homofobia: 2019, un año especialmente duro en cuanto a agresiones

LA CRUDA REALIDAD DE LA HOMOFOBIA

Este año 2019 ha sido especialmente duro en cuanto a agresiones por razones homofóbicas evidenciándose un retroceso en la convivencia, en la tolerancia y en el respeto a la diversidad.

Algunas muestras recogidas de los medios de comunicación:

  • Un hombre pierde la visión de un ojo por una agresión homófoba. EL PAÍS 16/10/2019
  • Detenidos cuatro jóvenes por una agresión homófoba en Valencia. EP 29/09/2019
  • 000 euros de multa a una mujer por ofrecer terapias contra la homosexualidad en Internet. EL PAÍS 17/09/2019
  • Denuncian el ataque homófobo en un autobús de Gran Canaria. EL PAÍS 19/08/2019
  • Una pareja denuncia una agresión homófoba en Valencia. EL PAÍS 12/08/2019
  • Ataque homófobo en la feria de Cazorla. Dos jóvenes fueron agredidos brutalmente por un tercero por su condición de gays Radio Cadena Ser. 21/09/2018
  • Huelma se une contra la homofobia
  • Medio millar de vecinos rechazan el violento ataque al joven Diego Martos. 15/01/2019

En Madrid según el Observatorio contra la LGTBfobia, han ocurrido 123 incidentes de odio en 2019, la mayoría en Centro y Moncloa. En todo el año pasado anotaron 345 incidentes de odio en la región, 24 más que en 2017, además de realizar 600 atenciones. Hace un año, también en fechas anteriores al Orgullo LGTBI de Madrid, el Observatorio registró 141 incidentes. En el ámbito laboral se produjeron 19 casos en toda el año pasado en la región y otros 20 en los medios de transporte, especialmente en el Metro.

En Andalucía se han registrado más de 300 casos de “lgtbifobia” (Observatorio Redes contra el Odio) durante 2018, ya sea a través de redes sociales, mediante llamada telefónica, vía email o de forma presencial. Se destaca un retroceso en la visibilidad y respeto al colectivo y un aumento de los incidentes motivados por orientación sexual, expresión o identidad de género.



En la provincia de Jaén se produjeron en 2018 y lo que llevamos de año 2019 numerosos casos de agresiones homofóbicas que se han recogido en diversos medios de comunicación y observatorios a nivel andaluz.

Es por este panorama de violencia y agresividad que vemos se extiende por toda España, que a las administraciones y a la sociedad civil en su conjunto nos corresponde seguir educando y sensibilizando en el respeto a la diversidad, como un valor que enriquece y nos hace avanzar a un modelo de sociedad plena en la que las personas puedan vivir libremente. Y por supuesto desde principios democráticos, de unión, de respeto, y desde la creación de sinergias, porque todas las personas que luchen por esta causa suman. No es un problema de un@s poc@s, es un problema que nos concierne a tod@s.

Arco Iris poniendo su granito de arena para revertir esta situación viene desarrollando en este último trimestre programas dirigidos a favorecer el voluntariado LGTBI+H así como a atender a personas del colectivo y sus familias en un punto de información, realizando las pruebas de detección del VIH en saliva. Ambos proyectos se realizan gracias a la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, en sus líneas 8 y 12.