Casi 200 personas se han beneficiado del programa “Emplea y emprende con la Economía Social”


La Escuela de Economía Social, atiende a 194 personas, de las que 142 han sido mujeres, al término del proyecto que puso en marcha gracias a la financiación de la obra social de la Caixa en su Convocatoria de Inserción Socio-laboral 2018, con las acciones de asesoría, orientación para el empleo, intermediación laboral, y promoción del emprendimiento en especial en el ámbito de la Economía Social.

Un proyecto que se centró en la preparación de candidatos/as para acceder a un empleo mejorando sus competencias adecuadas al mercado laboral actual así como sus herramientas de búsqueda. Se tuvo gran demanda y afluencia de personas que buscaban mejorar sus herramientas de búsqueda y competencias, especialmente parados de larga duración y de varias franjas de edad, especialmente golpeadas por el desempleo. Mejora y actualización de CV, preparación de entrevistas, sesiones coach para la mejora de competencias, elaboración de planes de empresa e intermediación fueron las principales demandas recibidas. Así mismo, la recualificación fue una de las necesidades a cubrir, especialmente en el ámbito socio-sanitario para empresas de ayuda a domicilio, y en otros sectores, para lo cual se hace necesario un compromiso por parte de la administración y de todas las instituciones hacia la formación para el empleo.



La Escuela ha intervenido bajo los principios que rigen la Economía Social, y apoyando de forma sustancial los itinerarios de emprendimiento en Economía Social y/o con medidas de RSE. La búsqueda de empleos estables y sostenibles se constituyó en la guía de las acciones que la Escuela de Economía Social ha priorizado en este territorio, como prioridad frente al desempleo.

La incorporación del uso de TIC en los itinerarios dio muy buenos resultados, y se incluyó la orientación on line a través de distintas aplicaciones de google, whatsapp, email…con un especial énfasis en la derivación a formación gratuita on line que permitió afianzar y mejorar las competencias TIC a la vez que la capacitación y la formación para el empleo.

Muchos de los casos atendidos, no sólo requirieron de la orientación para el empleo sino también de una intervención social que se realizó en colaboración con distintas entidades de la zona con las que se colabora habitualmente. Desde el proyecto se han atendido 194 personas, 142 mujeres y 52 hombres.



Algunos indicadores de resultados de la intervención:

  • Se aumentó el nivel de empleabilidad de los/as usuarios/as del proyecto.
  • Se mejoró el uso de las herramientas de BAE y de su desarrollo en competencias básicas y transversales y de sus capacidades emprendedoras en los usuarios/as del proyecto.
  • Se consiguió que el 90% de usuarios/as esté inscrito en un portal de empleo en internet (por lo menos 1)
  • Se consiguió que el 87% utilice la página del SAE en el área de intermediación laboral.
  • Se consiguió que el 82% de usuarios/as realicen formación on line gratuita.



Claves de éxito de la intervención:

1. Avance en la incorporación de la cultura emprendedora en el área social como eje trasversal en los itinerarios personalizados
2. Generación de oportunidades para crear bancos de recursos de empleo entre las
personas en situación de vulnerabilidad social.
3. Nos hemos convertido en un referente de la inter-cooperación, del fomento de las
iniciativas sociales y del trabajo por un empresariado cooperativo que sea semilla del nacimiento de cooperativas en el territorio.
4. Acercamiento hacia el Emprendimiento en Economía Social. Mostrando sobre todo los principios y valores sobre los que se sustenta y promocionando esta forma de hacer empresa como una formula eficaz y socializante.
5. Las acciones informativas que han incidido de forma directa en el territorio han servido para impulsar la visibilidad de la importancia del emprendimiento social como actividad generadora de empleo.