Reyes lamenta “el deterioro de lo público” en Andalucía y subraya que “Linares es un claro ejemplo de ello”, con la supresión de 20 unidades educativas

Reyes denuncia el “afán” del Gobierno de Moreno Bonilla de “privatizar los servicios públicos fundamentales”

El secretario general del PSOE de Jaén, Francisco Reyes, lamentó el “afán” del Gobierno de Moreno Bonilla por “privatizar los servicios públicos fundamentales y el afán de ganar dinero con los servicios públicos de calidad como la educación, la sanidad y los servicios sociales”. Unas palabras que pronunció el líder socialista, acompañado por el parlamentario Jacinto Viedma, miembros de la Ejecutiva provincial y de la Agrupación Local de Linares, en la reunión que ha mantenido con integrantes de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnado ‘FAMPA Los Olivos’.

Reyes puntualizó que este encuentro sirve para “reflexionar sobre la situación de la educación pública en la provincia de Jaén” en un “momento complicado, con una situación de total locura del Gobierno de Andalucía” con la gestión de los servicios públicos andaluces. Recordó que la provincia de Jaén sufre el cierre de 3 centros públicos y 137 unidades educativas suprimidas.

Concretó que “Linares representa un claro ejemplo de esta situación”, ya que desde que Moreno Bonilla está en la Presidencia de la Junta, 20 unidades han sido suprimidas en Linares y 4 centros educativos no han podido disfrutar del comedor escolar durante el primer trimestre del presente curso.

Lamentó ese “deterioro de lo público” cuando “la educación y la sanidad han sido, a pesar de las dificultades, servicios de los que los andaluces y las andaluzas nos hemos sentido orgullosos, especialmente de sus profesionales”. Con todo, resaltó “la actitud colaborativa del colectivo de madres y los padres con los directores, los equipos directivos y con los propios ayuntamientos”.

Por su parte, Belén Navarro, presidenta de ‘FAMPA Los Olivos’ remarcó que “llevamos tiempo reivindicando a la Delegación Territorial, no sólo con este delegado sino también con el anterior, la deficiencia que tienen los centros públicos en el caso de la inclusión”. Insistió en que “las familias están reclamando más recursos” para el alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE) y más profesionales técnicos de integración social (PTIS) porque “son los más necesitados y los que más desamparados están”.

Asimismo, denunció que en la Delegación de Educación “nos reciben, pero no nos escuchan; no nos hacen caso”. “Queremos reivindicar estos derechos y luchar por la educación pública, que vemos mermada desde hace tiempo”. Esta situación la ejemplificó en la privatización de la Formación Profesional privada: “No es lógico que teniendo una FP pública en Jaén de todas las especialidades, vengan de centros privados a llevarse a nuestro alumnado con la consecuencia que ello conlleva, y es que los alumnos tengan que desplazarse y tengan que pagar”, por tanto, lamenta que “los que menos recursos tienen no pueden abarcar esas plazas”.