Lo que no te puede faltar en tu coche si lo utilizas diariamente

Vehículo

Casi todo el mundo tiene un vehículo que utiliza asiduamente, pero si somos un poco mañosos, muchas veces tenemos al alcance piezas o utensilios que pueden hacer más cómodos nuestros viajes. Hay diversos portales web que además de ofrecer en su tienda todos estos productos, disponen de comparativas. De esta forma, el cliente puede comprar con una información más completa y con toda la seguridad. Es el caso de Auto Loco, que cuenta con una amplia tienda en este sector.

Pero, ¿Cuáles son los objetos realmente útiles para tu coche? Enumeramos algunos:

  • Botiquín: Aunque no suela ser común, debemos llevar este kit de seguridad en nuestro coche. Así, si en algún momento necesitamos tiritas, vendas, gasas, tijeras, pinzas, y líquido desinfectante. Esto puede ser útil si nuestros hijos, o nosotros, sufrimos una pequeña caída o tenemos algún accidente. Es recomendable aunque no sea un artículo meramente del vehículo.
  • Manos libres: Muchos vehículos lo llevan ya incorporado, pero este se ha convertido en un imprescindible. Hablar por el móvil es un gran peligro en la carretera, por lo que este dispositivo nos permite poder hacerlo sin correr riesgos.
  • GPS: Sobre todo si solemos viajar mucho. Si vamos a algún lugar que no conocemos previamente es de vital importancia. Esto nos evitará pérdidas de horas y podremos llegar puntuales a nuestras citas.
  • Cargador de móvil: También es muy recomendable si pasamos largos ratos en el vehículo. Podemos cargar nuestro dispositivo conectándolo al mechero y así durante el viaje poder asegurarnos la operatividad de tu teléfono.
  • Líquidos: Es imprescindible ir preparados para cualquier adversidad. Por eso, debemos llevar líquido refrigerante y aceite de motor de repuesto, por si en algún momento necesitamos alguno de ellos y no tenemos una tienda cerca.
  • Pinzas para batería: La batería nos puede dejar tirados en cualquier momento. Es verdad que es difícil reemplazarla en el lugar, pero si que podemos evitarnos llamar a la grúa si al menos podemos volver a arrancar el coche para llegar a nuestro destino o al taller de confianza.
  • Caja de herramientas: Destornilladores, llaves inglesas, cinta americana, bombillas de repuesto y todo lo necesario por si en algún momento se afloja “algún tornillo” y es una reparación fácil que puedes hacer en el momento.
  • Cadenas: sobre todo si vivimos en un lugar frío y en el que suele nevar, las cadenas nos pueden salvar de más de un apuro y podremos ir más seguros si nos encontramos con un temporal.
  • Gato y rueda de repuesto: De la misma forma, alguna de las ruedas puede ceder por el calor o por desgaste. Esto nos permitirá llegar a su destino si conocemos el proceso para sustituir una rueda. Eso si, la rueda de repuesto solo debe ser para el trayecto hacia el taller tras terminar nuestro viaje.
  • Utensilios de limpieza: Si nos toca una tormenta, lluvia, o tenemos que meternos en el barro es posible que necesitemos algunos trapos y líquidos de limpieza para, al menos, limpiar el parabrisas y poder continuar el trayecto. Siempre es recomendable tener material de limpieza para lo que pueda surgir.