«El comercio está abocado a una restructuración y cambio debido a la revolución del negocio de la venta retail»

Estamos sumergidos en una revolución del comercio, del consumo, de nuestra forma de vivir, pero no debemos olvidar que el comercio hace ciudad, que todos sumamos, que la prosperidad de los pueblos y ciudades es la prosperidad de un país, hemos avanzado, crecido y evolucionado gracias al Comercio y es responsabilidad de todos, el desarrollo de la actividad económica

Hace unos días Linares recibía un duro golpe con el anuncio de cierre de la tienda Zara, un comercio que da empleo a 25 trabajadores, debida a la restructuración comunicada en junio por la empresa Inditex, en la que se anunciaba el cierre entre 1.000 y 2.000 tiendas en todo el mundo para centrarse en su estrategia online. Estrategia que se ha visto acelerada ya que en 2020 es la primera vez en su historia, que presenta perdidas en su cuenta de resultados debido al Covid.

Pocos días después El Corte Inglés, no da una nueva mala noticia, el cierre temporal, de su centro en Linares, que emplea a más de 230 personas.

El Corte Inglés, al igual que todo el comercio, ha sufrido mucho con la crisis del coronavirus con cierres totales, intermitentes y la alteración de horarios por el estado de alarma, que han hecho mella en todos los comercios y sector hostelero. Pero a pesar de todo ello, la mayoría de los comercios continúan levantando cada día una pesada persiana, siguen apostando por Linares.

El comercio está abocado a una restructuración y cambio debido a la revolución del negocio de la venta retail, en lucha con los grandes operadores multinacionales online. Cambios que ya se venían produciendo pero que el coronavirus ha acelerado de forma exponencial con la reducción de afluencia de clientes debido al temor al contagio y a las medidas impuestas.

La pandemia ha sido y continúa siendo un golpe externo para todas las empresas de distribución y la crisis económica que sobreviene es incontestable. Los comercios minoristas tradicionales están intentando sobrevivir, no olvidemos que 1 de cada 12 trabajadores está empleado en el sector del comercio minorista y este representa casi 5% del PIB de España.

Es una realidad que el comercio electrónico ha cambiado nuestros hábitos de compra y su implantación se ha visto acelerada por las restricciones de movilidad impuestas por la pandemia mundial del coronavirus, en toda Europa las ventas en el comercio físico han caído entre 20% y 30%. Se viene fraguando el cambio de la industria comercial desde hace tiempo, el cierre constante de comercios en los centros de todas las ciudades, locales vacíos y ahora tras el paso del Covid-19, ese cambio se ha precipitado.

Estamos sumergidos en una revolución del comercio, del consumo, de nuestra forma de vivir, pero no debemos olvidar que el comercio hace ciudad, que todos sumamos, que la prosperidad de los pueblos y ciudades es la prosperidad de un país, hemos avanzado, crecido y evolucionado gracias al Comercio.

Es el deber de las empresas, las instituciones y las corporaciones como la nuestra diseñar y proponer estrategias para que nuestra cuidad siga siendo un polo de atracción comercial de la comarca, potenciando el turismo de compras, hoy todo ello aparcado por la pandemia, en todos los piases y ciudades del mundo.

A corto plazo, esperamos que el cierre sea únicamente temporal y que se mantenga abierto un centro comercial que aporta beneficios económicos a Linares y es polo de atracción de toda la comarca norte de Jaén. Y a largo plazo debemos trabajar en un el diseño de ciudad inteligente, industrial, con atractivo comercial, innovadora, amable y sostenible.

Adhesión al Ramal Central del Ferrocarril

La Cámara Oficial de Comercio e Industria de Linares se adhiere a la plataforma 𝐑𝐚𝐦𝐚𝐥 𝐂𝐞𝐧𝐭𝐫𝐚𝐥 𝐝𝐞𝐥 𝐅𝐞𝐫𝐫𝐨𝐜𝐚𝐫𝐫𝐢𝐥, que nace con el objetivo de impulsar la ejecución del ramal central de los corredores atlántico y mediterráneo, incluidos en la Red Transeuropea de Transportes.

Más de 40 ciudades de toda #España incluida #Linares se unen para potenciar este ramal que uniría Algeciras con Madrid, Zaragoza y Francia. Una infraestructura de de desarrollo para la logística y la economía nacional, de importancia capital para la Unión Europea y un eje que potenciará nuestra presencia en el mundo.

Cámara de Comercio e Industria de Linares