Cargadores solares: Mantén con batería tus dispositivos cuando no tengas corriente eléctrica

Fotografía: Freepik

Llega el buen tiempo y después del duro confinamiento todos estamos deseando salir al campo, a la playa o hacer una escapada. En muchas ocasiones no podemos desconectar al completo de nuestros dispositivos móviles, tablets u ordenadores, bien sea por causas laborales o familiares.

Si vamos a un hotel, apartamento o casa rural no tendremos problema, pero la cosa se complica si queremos ir de acampada o en autocaravana un poco más a la aventura. A día de hoy hay mucha gente que aprovecha su tiempo libre para este tipo de prácticas para conectar con la naturaleza y desconectar un poco de la rutina.

Afortunadamente tenemos una serie de elementos de carga que pueden facilitarnos muchísimo la estancia, sin necesidad de tener corriente eléctrica. Los cargadores portátiles y cargadores solares son nuestros grandes aliados en nuestras escapadas a la naturaleza. Te explicamos un poquito más sobre ellos.

Cargadores portátiles

Estos pueden ser útiles para cortas estancias, pero si el viaje se alarga no van a ser suficientes. Los cargadores portátiles tendrás que cargarlos antes de salir de casa. De esta forma, cuando estés fuera puedes usar esta carga para tus dispositivos. Los hay de diferentes tamaños. Los más conocidos son para el teléfono móvil, aunque también puedes encontrarlos para otros dispositivos como un ordenador.

Siempre debes de tener en cuenta para qué lo vas a necesitar. Si vas a pasar un día en la playa, por ejemplo, te va a venir muy bien, porque con la carga de la que dispones va a ser suficiente si te quedas sin batería en tu móvil.

El principal inconveniente es que una vez que se gaste la carga, necesitarás de nuevo la corriente eléctrica para volver a cargarlo, por lo que si vas a estar varios días en el campo o playa, va a ser más dificultoso. No obstante, si solo lo necesitas para poco tiempo resulta muy útil. Hay personas que lo llevan en el bolso o mochila, solo por si lo necesitan en un momento dado.

Cargadores solares

Esta va a ser la mejor opción si vas de camping o viajas en autocaravana y la estancia es larga. Los cargadores portátiles solares no necesitan que los conectes al suministro, ya que se van a cargar con la propia luz solar.

Dependiendo del voltaje o capacidad de carga, encontramos de varios precios y tamaños. Si solo lo quieres para cargar el móvil, habrá modelos más pequeños. Para ordenador existen otros tipos de cargador solar plegables, que puedes extender en cualquier zona y ofrece una mayor capacidad de carga.

Además, ya hay algunos que contienen una batería, por lo que no hace falta que cargues el dispositivo al momento. Lo podrías cargar a las mejores horas de luz, y la carga se queda guardada hasta que tu la necesites, ya no importa si hay luz solar o no. Muchos de ellos también se pueden usar ya en días nublados o en condiciones de poca luz.

Los precios además son económicos, desde 50 euros puedes tener tu cargador solar para tu teléfono móvil. Los de mayor capacidad y tamaño, para otros dispositivos, ya oscilarán entre 100 y 300 euros. De igual forma, se trata de una genial inversión si te gusta realizar este tipo de escapadas al aire libre a menudo o tienes una autocaravana, de forma además respetuosa con el medio ambiente.