Oración en el Huerto y Madre y Señora de Gracia, protagonistas del Lunes Santo

Un Lunes Santo que amaneció un poco nuboso y preocupante. La previsión era de mejora meteorológica, pero el cielo se tornaba oscuro y generó la duda en los linarenses. Finalmente, a las cinco de la tarde se despejó el cielo y la hermandad de Nuestro Padre Jesús en la Oración en el Huerto y Nuestra Madre y Señora de Gracia, pudo realizar su salida y Estación de Penitencia de forma tranquila. Aun así, el aire se volvía un poco incómodo, pero no impidió el desarrollo normal del cortejo procesional.

La Basílica de Santa María vivió las preciosas imágenes de la salida procesional. En esta ocasión, se ha modificado el recorrido para centrarse más en las calles del Casco Antiguo, haciendo por primera vez parada en su Casa Hermandad. Una casa en la que se van a centrar ahora, en su ampliación y realización de una capilla. Afortunadamente el crecimiento y el trabajo de esta gran cofradía, ha permitido que ambos pasos estén ya terminados casi al completo. Es por eso, que el objetivo ahora es el proyecto de la Casa Hermandad.

Recorrido sin incidentes, con llegada a Carrera Oficial a las nueve de la noche. En la Cruz de Guía abría paso la Agrupación Nuestro Padre Jesús de la Columna. El paso del señor era acompañado musicalmente y de forma novedosa por la Agrupación Musical de Santo Tomás de Villanueva, de Ciudad Real, que ofreció un completo espectáculo gracias también al buen hacer de los costaleros. Al paso de Palio se encargó de poner la música la Sociedad Filarmónica María Inmaculada.

La Cruz de Guía llegaba al templo a las once y media de la noche, seguida de todo el cortejo y ambos pasos que disfrutaban de sus últimos minutos en la calle.

 

Deja un comentario