Verdades y mentiras de las “Dietas Milagro”, ¿Cómo saber si una dieta es saludable?

No hay mejor forma de comenzar este post que diciendo que “los milagros no existen”. Siento decepcionarte, pero para perder peso es necesario un sacrificio y un cambio de hábitos alimenticios. Han sido muchas las ocasiones en las que me han pedido elaborar una dieta personalizada y las primeras palabras que me decía esa persona eran: “hazme una dieta que se coma mucho y se pierda peso rápido”. Esta es la ambición de todas las personas que tienen sobrepeso y desean verse mejor físicamente de la manera más rápida posible.
Esta es la razón por la que dietas rápidas y poco sanas triunfan en la sociedad y la mayoría no son lo más recomendable para nuestro organismo, pudiendo producir efectos contraproducentes. Pero tengo la solución. Te explico cuales de ellas son adecuadas y cuales no, para que tu salud no se resienta si quieres bajar algunos kilos de peso.
 
¿Como saber si una dieta no es adecuada?
  • Si haces menos de 4-5 comidas al día o hay periodos de ayuno.
  • Si los suplementos alimenticios predominan en incluso se sustituyen comidas.
  • Si quien te realiza el servicio no es profesional o titulado en esta materia.
  • Si no te preguntan durante el reconocimiento si padeces alguna enfermedad crónica.
  • Si se abusa o se usa exclusivamente un tipo de nutriente. Por ejemplo, si solo se ingieren proteínas y se prohíben los hidratos de carbono.
  • Si el precio es abusivo o se exige un pedido mínimo de suplementos.
  • Se pierden más de 2 kilos por semana.
En cualquiera de estos casos desconfía. Si accedes y mantienes por un tiempo continuado alguna dieta con estas características, puede haber efectos secundarios como el temido “efecto rebote” o lo que es peor, algún problema de salud como diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia o alteración de tiroides. La mayoría de personas no conocen este tipo de riesgos cuando inician este proceso y, al ver la pérdida de peso, se alarga durante meses e incluso años.


Bien, pero también se han generado una serie de mitos que “supuestamente” te hacen adelgazar y que no son reales:
  • LOS HIDRATOS DE CARBONO ENGORDAN. Nunca se puede prescindir de este nutriente, ya que es el que nos da energía para realizar la actividad normal del día. Eso si, los complejos (pan, pastas, cereales, etc.) son más recomendables por la mañana y el medio día. Y los simples, como por ejemplo las verduras, se recomiendan más para la cena. Siempre se engordará si la cantidad de kilo calorías que ingieres es mayor a tu gasto físico, pero los hidratos de carbono tienen que componer hasta un 50% de la dieta. Por tanto, no se puede prescindir de ellos.
  • AUMENTAR EL PORCENTAJE DE PROTEÍNA ADELGAZA. Nada más lejos de la realidad. Aumentar el porcentaje proteico es incluso peligroso para la salud. Siempre hay que mantener una alimentación equilibrada. Esta se basa en un 50-55% del total calórico de Hidratos de Carbono, un 25-30% de proteínas y el restante las grasas.
  • AYUNAR ADELGAZA. Con esto solo consigues llegar a la siguiente ingesta con mucha más ansiedad y que la cantidad que comas sea mucho mayor. Lo más indicado es hacer entre 4 y 5 comidas diarias y con cantidades más moderadas. De esta forma, no tendrás tanta hambre durante el día.
  • LOS PRODUCTOS INTEGRALES AYUDAN A ADELGAZAR. Los productos integrales tienen las mismas calorías, o incluso más, que un producto normal. Su única característica es que al tener más cereales y salvado, ayuda al tránsito intestinal y a realizar las deposiciones de forma más regular. Por esta parte, si se regula el tránsito puede ayudar a la pérdida de peso. Hay personas que en vez de comerse un trocito de pan normal, se comen cuatro veces más solo por ser integral. El contenido calórico es igual, por lo que estarás consumiendo más de lo que debes.
  • LOS PRODUCTOS LIGHT NO ENGORDAN. Totalmente falso. Es preferible comer una onza de chocolate normal, que seis light. Los productos ligeras no justifican que puedas consumir más y no vayas a engordar. Si comes toda la tableta de chocolate, evidentemente te va a engordar, solamente evitarás el consumo del azúcar añadido que tienen los productos normales.

Pero, ¿Como hacer una dieta correctamente?

Es más sencillo de lo que creemos. En primer lugar, controla la ingesta calórica. El consumo adecuado es de 1.500-1.700 kcal, dependiendo del ejercicio físico que realices. Evita alimentos procesados, fritos y grasos. Apuesta por la verdura, la fruta, frutos secos, pescado y carnes magras. Evita snack o golosinas, son de gran contenido calórico y poco aporte de energía. Realiza ejercicio diario, al menos 30 minutos diarios.

En caso de tomar algún suplemento, apuesta por infusiones o complementos de origen natural. A continuación te recomiendo algunos que pueden venir bien para eliminar líquidos, depurar el organismo y mejorar el tránsito.

La cola de caballo es el mejor aliado para favorecer la eliminación de líquidos mediante la orina. 

El Te Verde, o en general cualquier tipo de te tienen grandes propiedades antioxidantes. 

 

Mezcla de hierbas. En conjunto pueden ser de gran ayuda para la pérdida de peso. 


 
También algunos títulos que puede interesarte leer, relacionados con la nutrición.