Toni Valero: “El problema de Linares es profundo y estructural, no viene de ayer”

Carmelo Gragera quiere poner en conocimiento la situación por la que atraviesa Linares al coordinador regional, Toni Valero. Por una parte, condena los hechos acontecidos el pasado fin de semana, considerando que “los dos policías que propiciaron la paliza al ciudadano deben ser expulsados del cuerpo inmediatamente“. Pero también considera que “habría que investigar los disparos de munición real acontecidos en los disturbios, que podrían haber costado la vida a una persona”. 

Pero el principal problema que barajan es el de la reindustrialización. El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida considera que lo ocurrido fue “la gota que colmó el vaso”. “La gente joven está harta de las falsas promesas y todo estalló”. “Creemos que deben de verse los hechos que reviertan la situación de desempleo de Linares”.

 

Toni Valero, por su parte, mostró su preocupación por la ciudad. “Estamos muy preocupados por la brutalidad policial que se dio en las protestas, y por el comportamiento de los policías fuera de servicio”. “No puede haber gentuza de ese tipo en la policía, porque desacreditan al cuerpo de policía”. Cree que “hay que depurar responsabilidades sobre los disturbios y expulsar inmediatamente a los policías del cuerpo, así como revisar los protocolos de actuación de la policía en casos como el vivido”. “Un manifestante tiene que poder salir a la calle sin tener miedo, porque eso no es democracia”. 

“El problema de Linares es profundo y estructural, no viene de hoy ni de ayer, a lo que se le suma el despoblamiento”. “Nos parece un ejercicio de cinismo que la Junta aprobara un plan de Reindustrialización de Linares y que no se haya llevado a cabo”. “Se puede hacer pero no hay voluntad política del gobierno andaluz con la comarca”. Cree que las manifestaciones se van a suceder si sigue así la situación.