Un poco de historia con este edificio emblemático desde el objetivo de Marisidra López

Un poco de Historia

El antiguo convento – hospital de San Juan de Dios está situado en la calle Cánovas del Castillo (Pontón), es del siglo XVIII y fue declarado Monumento Nacional en el año 1962.

Destaca su exuberante y simétrica fachada de estilo barroco.

Sobre la fachada principal se encuentra una hornacina con la escultura de San Juan de Dios, el resto de la decoración es a base de elementos geométricos y vegetales así como pequeñas esculturas de niños desnudos.

En origen esta casa perteneció a don Bernabé Polaina y en 1713 fue cedida a la Orden de San Juan de Dios para la constitución de un hospicio – enfermería.

En 1835 al desaparecer la comunidad religiosa, el hospital pasa a ser gestionado por la beneficiencia municipal y sus bienes fueron puestos a la venta.

En 1848 se traslada el hospital al antiguo convento de San Francisco y desde entonces este edificio ha tenido diversos usos entre ellos : teatro, escuela de primaria, primeras dependencias de la recién creada Guardia Civil , sede provisional de Correos y Telégrafos, sede provisional del Cabildo Municipal, Escuela de Peritos de Minas, Instituto de enseñanza secundaria y desde 1985 sede del Palacio de Justicia.

Lo más notable del hoy completamente transformado convento- hospital de San Juan de Dios es la portada de su desaparecida iglesia. Desde su transformación en Palacio de Justicia se ha mejorado ostensiblemente la imagen del patio interior que ha ganado en accesibilidad y funcionalidad en el día a día del trabajo en el juzgado.

Es un bello edificio de Linares digno de ser visitado y contemplado por dentro y por fuera.

Texto y fotografía: Marisidra López