Mariola Aranda asegura haber denunciado una falsificación y no a Luis Sánchez

Mariola Aranda, alcaldesa de la Estación Linares-Baeza, ha comparecido para aclarar un tema judicial que se ha dado a conocer públicamente en los últimos días.

Se trata de un proceso en el que se denunció la presunta falsificación de un documento oficial, en concreto, un certificado de empadronamiento. En este sentido, se acusó a Luis Sánchez, vocal de Ciudadanos en la Estación, de haber realizado dicho papel. Finalmente, y tras el juicio realizado la pasada semana, se absolvió al edil pero se sigue investigando la causa.

Aranda indica que previamente el concejal le indicó si se podía hacer un empadronamiento en un barrio en el que desde hace años ya no se permite este trámite. Ella le dijo que no era posible, cuando meses después “les llamaron desde el Ayuntamiento de Linares para pedir explicación de por qué habían empadronado en ese sitio, cuando no estaba permitido”. “Yo les dije que no lo había autorizado y entonces nos dimos cuenta de que el sello estaba escaneado y el documento era falso, por lo que lo pusimos en conocimiento de la policía”. 

La alcaldesa recalca en varias ocasiones que “ella no denunció a Luis Sánchez, sino el hecho de la falsificación para que fuera investigado”. “La información que da es falsa, yo lo demuestro con documentos, yo no tengo nada en contra de él porque el único contacto que tengo con él es estrictamente municipal”.

Mariola Aranda indica que antes del juicio, el abogado de Sánchez le llamó para decirle “que no fuera muy dura con él y que iba a intentar quitárnoslo del medio”, algo que “no le parece muy propio de un abogado defensor”. Asegura que “ella no quiere quitarse del medio a nadie, porque tiene mayoría absoluta y no necesita un voto más para tomar decisiones”.

Con respecto a la subida de asignaciones, motivo por el cual Luis Sánchez dijo que se había puesto la denuncia, indica que “esto fue un hecho posterior a la denuncia, que se votó a favor pero después en el siguiente pleno se decidió no hacerlo”. Por otro lado, con respecto a la acusación hacia la alcaldesa de “engordar facturas”, indica que la ELA tiene todas las cuentas presentadas al tribunal, y la transparencia es máxima.

Finaliza pidiendo la dimisión del concejal, aunque la justicia lo haya absuelto, ya por “incoherencia política, porque aunque ha sido absuelto, está involucrado de una forma u otra”. 

Antecedentes

El vocal de Ciudadanos de la ELA, Luis Sánchez, indicó en un comunicado tras el juicio que había sido Mariola Aranda quien le había denunciado por algo que no había hecho. Reconoció que si acompañó al ciudadano a ayudarlo a empadronarse, al no saber este leer ni escribir, pero que “no tenía conocimiento de que el documento fuera falso”.

Indicó que “su abogado había hecho un gran trabajo desmontando todas las mentiras de las que se les acusaba”. Consideraba que había sido por no mostrar su apoyo hacia la subida de asignaciones municipales por lo que la alcaldesa había interpuesto la denuncia.