Los dueños de perros ya tienen que diluir los orines y llevar bolsas de excrementos

Fotografía: Albert Beltrán. elperiodico.es

Quienes no cumplan esta norma del Ayuntamiento, podrán ser multados por infracción leve

El Pleno Ordinario del Ayuntamiento de Linares ha aprobado la modificación puntual de la ordenanza municipal de tenencia de animales domésticos y perros de raza potencialmente peligrosas. A partir de ahora, los dueños de estos animales deberán ir provistos de un recipiente de al menos 250 mililitros con agua jabonosa y bolsas para retirar los excrementos de la vía pública, siendo el resultado de infracción leve su no cumplimiento.

El consistorio ya informó a la ciudadanía sobre este hecho, con la campaña de concienciación realizada durante el verano a este respecto. Hasta el momento, se procedía a la multa de los dueños que no recogiesen con bolsas los excrementos de sus animales, pero hasta el momento no se obligaba a llevar agua para los orines. A partir de ahora también se someterán a multas los infractores que no lleven dicha botella de agua o cantimplora para este fin.



Esta medida solo pretende mantener la limpieza viaria y que los dueños de animales domésticos sean responsables y no ensucien la vía pública por las deposiciones de sus mascotas. Estas ordenanzas ya se han modificado en otros municipios y ciudades españolas. Sin ir más lejos, en la capital jiennense también es obligatorio desde hace algún tiempo.