La belleza de los cielos linarenses desde el objetivo de Marisidra López

La belleza de los cielos linarenses

¿Quién en su niñez no ha jugado a ver cosas en la forma de las nubes? Son caprichosas e irrepetibles. Esta de la fotografía fue tomada después de una gran tormenta de esta primavera, detrás del monumento al gran guitarrista linarense don Andrés Segovia.

Está escultura es obra de Julio López Hernández está hecha en bronce, fue inaugurada en 1985 y sobre una peana dentro de la fuente central de la glorieta de América, al final del Paseo de Linarejos. Este lugar es digno de contemplar y pasear, tiene más de quinientos metros de longitud y esta hecho siguiendo el concepto de bulevar parisino. Es un espacio muy transitado por todos los linarenses.

Fotografía y texto: Marisidra López