Terminan las tareas de conservación y restauración en los edificios D y E de Cástulo

Foto: Enrique Alonso

Los mosaicos y la estructura de ambos edificios han sido tratados para consolidar las creaciones, en un tiempo de dos meses

Jesús Estrella, delegado de Cultura y Patrimonio Histórico, ha visitado el conjunto arqueológico de Cástulo para dar por concluidas las labores de conservación que se han realizado desde la Junta de Andalucía en el lugar. “Una intervención que se ha llevado a cabo en bienes muebles e inmuebles. Primeramente en varias piezas de bronce y 470 monedas. Estas corrían el riesgo de desaparecer, por lo que se han limpiado para conocer la escritura de las mismas y ayudar a la mejor catalogación. En cuanto a los bienes inmuebles, se han realizado varias obras de conservación y recuperación de las salas D y E. Esto solo es una muestra del trabajo constante y la apuesta por la cultura de la Junta. De esta forma se produce una dinamización social y económica y se amplía la oferta turística. Queda mucho por hacer, pero en breve comienza el campo de trabajo, que traerá a unas 60 personas a trabajar durante dos meses aquí”, aseguró.

La concejal de Cultura, Ángeles Isac, mostró el orgullo por la presencia y apuesta de la Junta en el Yacimiento: “siempre que viene Jesús Estrella, viene a traernos buenas noticias, esto es una apuesta evidente por Cástulo, que es una fuente inagotable de recursos, empleo y turismo. Animamos a la Junta a que siga avanzando en este sentido, como se viene haciendo estos meses”. 



El director del conjunto, Marcelo Castro, explicó como la mayoría de monedas proceden del siglo IV y algunas del siglo III. Estas tienen sobre todo un valor documental, ya que ayudan a conocer fechas más precisas y a saber las monedas que fueron acuñadas, como fue la economía, etc.

Cristina Moreno, responsable de Menia Restauración y Patrimonio, que ha llevado a cabo las labores, ha explicado la intervención en ambos edificios, para devolver la estabilidad y cohesión a las estructuras. Se realizó un trabajo de diagnóstico previo, para saber por donde empezar a trabajar. El mosaico más castigado es el de los octógonos, que tenía muchas teselas sueltas y otras en movimiento. Así, las sueltas se han retirado para que no se pierdan y se han catalogado, para que si en un futuro se quiere recomponer, se sepa el lugar que ocupan. Las que estaban en movimiento se han consolidado.

 

 

Deja un comentario