Expiración y Esperanza, en su templo antes de lo previsto en su 125 aniversario

La primera hermandad del Viernes Santo en hacer su salida procesional, comenzando por la Banda de Cabecera, “La decana”, que este año cumple 50 aniversario, siendo también la primera en formarse, seguida de todas las demás que en la actualidad hay. Su pasacalles comenzaba desde la calle Teniente Ochoa, para poner camino hacia su Parroquia de San Francisco, aproximadamente a la una de la tarde.

Comenzaba la salida de la cofradía a las tres. Primero el trono del Santísimo Cristo de la Expiración, seguido del de Nuestra Señora de la Esperanza, ambos portados a horquilleros, una forma poco usual en la ciudad, pero que la hace más característica si cabe. Una salida muy especial la de este año, con motivo del 125 aniversario de la cofradía. Acompañando, La Banda de Cornetas y Tambores de Nuestra Señora del Rosario en el Señor y la Sociedad Filarmónica María Inmaculada en la Virgen, ambas agrupaciones de Linares.

El camino se realizaba con normalidad, pero al avanzar la tarde se iba tornando el cielo más oscuro. La previsión era mala, ya que había comenzado a llover en ciudades cercanas. Entonces la Hermandad decidió poner regreso a su Iglesia antes de lo previsto. Iniciaron el recorrido, aunque tuvieron que esperar unos minutos a que la Hermandad del Descendimiento terminara su paso por Carrera Oficial. La lluvia apremió y fue un paso por tribuna tremendamente rápido para evitar desperfectos en las imágenes y tronos correspondientes.

Poco después de las ocho de la tarde, ambos tronos eran encerrados en su sede canónica, para finalizar la tarde con un sabor agridulce.

Deja un comentario