ENTREVISTAS

ENTREVISTA A DANIEL HEREDIA LORENTE

(Estudiante de CAFYF y componente de la comparsa gaditana ‘Martes XIII’)

Daniel Heredia Lorente es un joven linarense apasionado por el mundo del carnaval. Su estancia en Cádiz, debido a que se encuentra allí estudiando una carrera universitaria, le ha permitido entrar a formar parte de ‘Martes XIII’ y actuar en sus filas en el Gran Teatro Falla, cuna del carnaval andaluz.

¿Cuándo surgió tu afición al carnaval?

Desde pequeño recuerdo escuchar carnavales en el coche de mi padre, concretamente, los ángeles caídos (2002), la afición fue creciendo con la edad y, a medida que entendía más letras y apreciaba más la música, me encandiló mucho más.

¿Has formado parte de alguna comparsa en Linares?

En Linares, por desgracia, no hay comparsas, hay chirigotas y no son muy numerosas, debido a la falta de afición y a la falta de compromiso del Ayuntamiento que tampoco pone de su parte. Pues ‘”se lava las manos” repartiendo subvenciones en vez de gastar ese dinero en formalizar un concurso que abra Linares a la provincia y atraiga agrupaciones de fuera a concursar en Linares y, de esa manera, consuman en nuestra tierra y el carnaval de Linares (que lo hay aunque sea escaso) tenga algo de salida.

¿Cuándo decidiste formar parte de la comparsa gaditana ‘Martes XIII’? ¿Por qué esa comparsa precisamente?

Hablé por una red social a la comparsa, me dijeron que les mandara un vídeo y ya vino todo rodado. Fue esa comparsa porque ellos fueron los que me dieron la oportunidad, siendo de fuera de Cádiz es complicado entrar en un grupo gaditano.

¿Cuándo te integraste en la comparsa ‘Martes XIII’ de Cádiz?
Fue al poco tiempo de llegar a Cádiz, pues estoy estudiando aquí CAFYF (anteriormente llamado INEF).

¿Cómo fueron los ensayos con la comparsa?
Los ensayos muy bien pues me recibieron con los brazos abiertos desde el primer momento, ante todo me llevo la calidad personal del grupo.

Imagino que para un enamorado del carnaval, actuar en el Falla es un sueño, ¿qué tal la experiencia?

Muchos nervios y muchas cosas por la mente antes de que se abriera ese telón rojo, amigos, familia, allegados…Pero sobre todo la gente con la que he cantado, las personas que en su momento me animaron a que siguiera en esto y de las que nunca me olvidaré.

¿Qué se siente al pisar el escenario de ese teatro emblemático para los carnavaleros?

Ante todo muchísimo respeto, Cádiz es Cádiz y el Falla en Febrero hace que la Tacita arda de emociones y de competición dentro de ese teatro, pero sobre todo sientes que disfrutas cantando y defendiendo lo tuyo, ya que el carnaval es eso, libertad de cantar lo que sientes o piensas ya sea en las tablas del Falla o en una esquinita en la plaza de las Flores.

¿Repetirías la experiencia?
Sin dudarlo.


ENTREVISTA A AOUITA

(Atleta finalista Juegos Paralímpicos de Sídney 2000 en 1500)

Aouita, un atleta que demuestra que la humildad es la clave del éxito

José Antonio González, más conocido como ‘Aouita’, sigue siendo, a sus 41 años, el mejor atleta paralímpico de Linares. Él mismo ha querido compartir con Infolinares.com sus inquietudes, recuerdos y proyectos de futuro. Las pistas de atletismo del ‘Mariano La Paz’ que han sido fieles testigo de su esfuerzo, su perseverancia y sus logros han sido el escenario en el que Aouita nos ha dejado entrar y conocerlo un poco más.

_dsc0025

¿Cómo comenzó tu carrera deportiva?

A los 2 años, me dio la polio y me afectó la pierna izquierda y el brazo izquierdo y estuve en una silla de ruedas hasta, prácticamente, los 8 años. Me hicieron varias operaciones en Jaén y en Granada hasta que pude andar. Cuando me padecí la enfermedad mi padre falleció y mi madre se quedó viuda con tres hijos con 21 años y pasó mucho. Cuando me operaron, tuvimos que estar, durante 2 años, yendo a Jaén a rehabilitación, andar con un aparato en la pierna y hacer gimnasia. Por prescripción médica, cuando empecé a andar a los 8 años, empecé a hacer deporte poco a poco y a los 13 años fue cuando empecé con el atletismo. Gracias al atletismo puedo andar y conseguir todo lo que he conseguido.

¿Por qué decidiste dedicarte al atletismo y no a otro deporte?

Pues me dediqué al atletismo y no a otro deporte porque cuando a los 13 años me dijeron que hiciera deporte, me vine a las pistas de atletismo de ‘Mariano La Paz’ con un aparato en la pierna. Vi que la pista se estaba construyendo y, cuando entré, había una lona de tierra y empecé a dar vueltas. Recuerdo el olor a tartán nuevo. Por esas fechas había unos juegos y empecé a correr. Creo que el atletismo lo traía dentro.

¿Con qué momento deportivo te quedarías de toda tu trayectoria?

Me quedaría con la final de los Juegos Paralímpicos de Sídney, donde fui Diplomado Olímpico, con la ceremonia de clausura y con el día que me llamaron del Consejo Superior de Deportes para comunicarme que estaba seleccionado para ir a los Juegos Paralímpicos de Sídney.

¿Cuál es tu objetivo a largo plazo? ¿Y a corto plazo?

A largo plazo sueño todavía con una medalla paralímpica. Aunque sé que ya tengo 41 años, pero que nunca te digan que tú no puedes porque con discapacidad o sin ella, todos podemos, con ilusión, esperanza, esfuerzo y trabajo. No descarto clasificarme para la Maratón de los Juegos de Tokio. A corto plazo, el Campeonato de España y de Europa que es a finales de enero en Basauri.

¿Cuál es el premio que más has valorado?

Estar en los Juegos Paralímpicos. Era casi imposible porque tuve que ir al Campeonato de Europa, quedar campeón de España, clasificarme para el Campeonato del Mundo y tuve que hacer las mínimas tres veces. Es muy difícil participar en los Juegos y, además, la presión. Se consigue pero tienes que hacer mucho esfuerzo y nacer con ello. Hay que tener mucha calidad para estar en unos Juegos.

¿Has sacrificado algo para dedicarte al atletismo?

A mí nunca me ha gustado salir de fiesta, nunca he fumado ni he bebido pero, pensándolo, no he sacrificado nada porque desde pequeño lo he llevado en el corazón. Lo único es que mi mujer, que la conocí con 15 años, Juani Campos, creo que sí que ha sufrido mucho conmigo y le debo mucho porque me ha tenido que aguantar el viajar, los entrenamientos, el madrugar.

_dsc0017

¿Cómo es tu día a día?

Me levanto por la mañana temprano, hago la sesión de la mañana y también estoy colaborando con la Asociación ‘Amigos del Sáhara Libre’ ayudando al Banco de Alimentos. Por la tarde hago la segunda sesión y descanso. Ahora estoy organizando una carrera solidaria para ayudar al Banco de Alimentos en Espeluy y estamos programando la carrera del 2017.

¿Qué se siente al ser una figura tan importante en el mundo del atletismo linarense?

Yo no me siento figura. Me considero un atleta como otro cualquiera, igual que mis compañeros y amigos. Lo único es que me siento muy contento y agradecido. Lo que le debo al deporte es el poder correr, andar y, sobre todo, la amistad y el compañerismo. Siempre lo he dicho que, por encima de las medallas y los títulos, lo que me ha dado el deporte es la amistad, ser buena persona y el compañerismo. La amistad es lo que te llevas. Pero no me siento ninguna figura.

¿Cómo ves el mundo del atletismo en Linares?

Hace 30 años no había nada en Linares, te veían correr y parecía que eras raro, ¡mira ese corriendo! Pero, ahora, sí hay mucha afición en Linares. Hace poco se ha celebrado la segunda edición de la Carrera Nocturna que organiza el Ayuntamiento, que ha sido un éxito; se organiza la Carrera Solidaria de los Niños Saharauis, y la verdad es que hay mucha afición al atletismo en Linares. Creo que si se apuesta por el atletismo, como lo está haciendo el Ayuntamiento y la Consejería de Deportes, podemos sacar grandes atletas. A mí me haría mucha ilusión que un atleta linarense volviera a unos Juegos Olímpicos o Paralímpicos. Creo que hay futuro y, si se lucha, podremos tener una instalación digna de 400 metros y de 8 calles homologada porque sería muy bueno para la ciudad, incluso para el futuro del atletismo.

Llevas treinta años como timbal en la Banda de Cabecera del Rescate, ¿te ha acompañado en tu trayectoria?

Cuando tenía 15 años entré a formar parte de la Agrupación Musical y en ese momento llevaba pocos meses corriendo. Es uno de mis hobbies y siempre va ligado a mi deporte. La imagen del Rescate la llevo siempre conmigo, la he llevado a Sídney, Suecia, Polonia… Cuando estuve en la final paralímpica de los Juegos de Sídney, la llevaba en la mochila y antes de salir a pista, la besé. No lo he dicho nunca, pero eso lo llevo dentro.

Sabemos que por tu éxito en Sídney fuiste recibido por los que en aquel entonces eran los Reyes de España, Don Juan Carlos de Borbón y Doña Sofía. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Hay alguna anécdota que recuerdes?

La experiencia fue impresionante, no sé describirlo, hay que sentirlo. Los he visto igual que nosotros. Una anécdota es que cuando estuvimos allí, nos pusieron canapés y estaba allí el Rey Juan Carlos y se cayó un trozo de jamón al suelo, lo cogió y se lo comió.

Si no hubieras sido atleta, ¿qué te hubiera gustado ser?

Nunca lo pienso, nunca me han hecho esa pregunta, la verdad. No sé responderte porque el atletismo es mi vida, no sabría hacer otra cosa. He estado un año lesionado en el isquiotibial y tuve ansiedad, mal humor y es que no veo mi vida sin el atletismo. Seguiré corriendo, compitiendo, siempre que las lesiones me lo permitan, pero el día de mañana, aunque no llegue a hacer grandes marcas, creo que voy a morir corriendo.

¿Qué te motiva a seguir luchando?

Siempre me marco retos. Por ejemplo, ahora viene el Campeonato de España y eso me motiva a seguir. También me motiva que estoy bien físicamente, me encuentro bien, no he bajado el rendimiento. Siempre tener una motivación es marcarte retos, pero retos que sean reales. Un deportista o un atleta tiene que marcarse retos reales, que estén a tu alcance. En el atletismo, para durar muchos años, hay que llevar una alimentación sana, entrenar, descansar.

 _dsc0026

A FONDO

Tu palabra favorita: Constancia

Descríbete en tres adjetivos: Sincero, Constante y Noble

Tu eslogan: Trabajo, Esfuerzo y Perseverancia

Un libro: Nacidos para correr, de Christopher McDougall

Una canción: La banda sonora de Carros de Fuego

Un sueño: Una medalla olímpica

Redacción: Almudena Garrido.

Fotografía y Vídeo: Adrián Ruiz.


ENTREVISTA A PACO GUTIÉRREZ

(Presidente de la Asociación Amigos del Sáhara Libre de Linares)

“Poco a poco la gente, con ingenio, reconstruye sus casas”

Tras las devastadoras lluvias que asolaron los campamentos de refugiados saharauis en octubre de 2015, la Asociación de Amigos del Sáhara Libre de Linares, al igual que muchas otras, han reforzado su actividad. Así, su presidente, Paco Gutiérrez nos acerca a esta ONG para conocer, de primera mano, cómo aportan su granito de arena a esta causa para que todo vuelva a la normalidad.

Paco Gutiérrez

En primer lugar, ¿cuándo fue su visita al campamento tras la catástrofe?

Nosotros, como mínimo, solemos ir una vez al año, pero tras lo ocurrido hemos ido dos veces; la primera, del 6 al 14 de noviembre de 2015; y la segunda, del 4 al 12 de diciembre del pasado año. Precisamente, el Gobernador de la Wilaya de Auserd, Salek Baba, tenía prevista su visita a Linares con motivo de una entrevista con el Ayuntamiento y con la Diputación de Jaén, pero ese mismo día comenzaron las fuertes lluvias, y así continuaron durante diez días.

¿Cómo surgió la idea del viaje hasta el campamento?

Salek Baba, me llamó y me comentó que debía irse urgentemente al campamento porque la situación era muy mala. Tan mala que una Wilaya ha quedado completamente destruida a causa de las lluvias, al igual que otras, ya en menor medida.

Una cooperante nuestra, responsable del tema de salud, vivió en primera persona lo que fueron esos días, hasta el punto que me llamó diciéndome que aquello era un desastre, que las casas se estaban cayendo y que la gente ya estaba viviendo en la calle. Pues bien, cuando sus días allí terminaron, regresaron a España.

Entonces, para que pudiéramos dar fe de lo que allí estaba sucediendo, decidimos ir y llevar con nosotros a un fotógrafo profesional que hizo más de 2.500 fotografías, las cuales, están expuestas en el Ayuntamiento de Lopera y recorrerán los pueblos de la provincia.

¿Cómo fue la experiencia de vivir aquella catástrofe?

Los días que estuvimos allí recorrimos todo lo que se podía porque sólo había lagunas de agua en medio del desierto, una situación bastante novedosa. En la primera visita, nos encontramos con que no había habido ninguna desgracia personal, afortunadamente, aunque sí de ganado. Además, el ministro de Sanidad convocó una reunión con todos los demás ministerios. En la misma, el Gobierno español sólo aportó a la causa ciento ochenta mil euros, cuando los demás aportaron casi medio millón de euros, una ridiculez por parte de España. Pues bien, allí también se declaró la zona como contaminada total debido a la ascensión de la fosa séptica.

En la segunda visita, nos encontramos con que el tiempo había secado las casas de adobe y, por ello, comenzaron a derrumbarse. Así, campamentos se tienen que reconstruir en su totalidad. La gente, con ingenio, está intentando, poco a poco, reconstruyendo las viviendas gracias a la ayuda del Gobierno.

Desde la Asociación han realizado una campaña de recogida de alimentos, ¿fue antes, durante o después de la catástrofe?

La recogida de alimentos se realizó durante nuestra visita al campamento. En estas fechas es cuando se están trasladando los alimentos recogidos hacia el campamento. Se ha llevado una caravana de todo el Estado español pero, concretamente, de Andalucía.

¿Se han visto afectadas las familias de los niños que suelen venir a Linares a pasar una temporada?

Sí, se han visto afectadas prácticamente todas porque la catástrofe ha asolado todos los campamentos y, por tanto, ha repercutido en todas las familias de los niños que vienen a Linares a pasar una temporada. Como consecuencia, las familias de acogida de esos niños se han puesto en contacto con las de allí y les han enviado alimentos y dinero.

¿Tienen en mente algún proyecto más para ayudar a los afectados?

Inmediatamente después de que ocurriera la catástrofe mantuvimos una reunión con la Diputación para conseguir iniciar la ayuda de cooperación internacional, la cual, se ha utilizado para comprar jaimas y comida. En cuanto a los proyectos futuros, decir que estamos visitando los distintos ayuntamientos para que nos ayuden a enviar más cosas.

Tras la catástrofe, ¿sigue en pie que los niños vengan a Linares para el verano?

Sí, además, nuestro objetivo es que vengan más niños. Queremos traer este verano a cien niños a nuestra Asociación. Además, nos gustaría que pudieran venir las familias, pero bueno, lo importante son los pequeños.

Centrándonos ya en la Asociación de Linares, ¿cómo surgió?

La Asociación surge, como en toda Andalucía, a raíz de un movimiento del año 1975 cuando Marruecos desplaza a los saharauis fuera de su territorio. En España, ese movimiento incipiente fue muy pequeño. Aquí en Linares todo comenzó cuando yo volvía de trabajar en el sindicato de Comisiones Obreras, cuando escucho en la radio que necesitan cooperantes para la provincia de Jaén. Cuando llego a casa, se lo comento a mi mujer, y llamamos a un teléfono que nos proporcionaron y adoptamos a un niño y a raíz de ahí comenzó nuestra andadura en la Asociación.

¿En qué año comenzó a funcionar la Asociación?

Antes, en la provincia de Jaén, sólo había una asociación y ahora estamos dos. Nosotros desde el año 1994 estamos visitando campamentos, pero ya en el año 1995 había niños saharauis en Linares.

Entre las actividades que se han hecho desde entonces, ¿hay alguna a destacar?

Nosotros hemos hecho y seguimos haciendo actividades de todo tipo para conseguir dinero y que los niños puedan venir en verano. Así, llevamos ocho años organizando la Carrera Popular de Linares, donde se implica mucho Agüita. Él mismo lleva con nosotros ocho años trabajando activamente.

La actividad principal para nosotros es “Vacaciones en Paz”, donde buscamos familias para, durante el verano, acojan a los niños. Desde que comenzamos hasta ahora hemos traído, aproximadamente, 1.600 niños.

Nos comentaba que el Ayuntamiento de Linares siempre ha estado colaborando, ¿qué facilidades les han dado?

Existe facilidad por parte del Ayuntamiento en todo el tema burocrático en cuanto a la ayuda para los campamentos a través de cooperación internacional. Lo mismo sucede con la cesión de espacios como El Pósito o el Teatro Cervantes. Además, tanto el alcalde, como el teniente alcalde y un miembro de cada uno de los partidos políticos realizaron una visita a los campamentos en el año 2002, no han ido más, pero nos han comunicado que están interesados en volver.

¿Ve a Linares receptivo para este tipo de causas?

Sí, Linares siempre ha sido muy solidario con el pueblo del Sáhara. Linares, por naturaleza, es solidario. En algunos momentos, por algún tipo de causa, la gente es un poco reacia pero, al final, como estamos tanta gente, siempre hay alguien que se echa para delante.

En cuanto a la recepción de saharauis, que venga un niño, además de una ayuda para el propio menor también lo es para la familia del Sáhara, ¿no?

Sí, claro, es una ayuda económica para la familia de allí. La de aquí hace un desembolso muy importante como es pagar el billete del niño además de mantenerlo durante dos meses. Normalmente, casi todas las familias de acogida suelen enviar dinero a las familias del Sáhara para que pueda sobrevivir por un tiempo. Allí la vida es de otra manera, es completamente diferente a la nuestra. Nosotros vivimos en una sociedad de consumo e intentamos arrastrar a los refugiados saharauis a ella. Por lo tanto, el dinero es importante en todos los aspectos de la vida.

Y estos niños que llegan a Linares, ¿cuánto tiempo suelen quedarse?

Al principio, sólo se quedaban un mes, pero era un trauma, por lo que se cambió a dos meses. Suelen venir a finales de junio y el primer o segundo día de la Feria de San Agustín suelen irse.

¿Cómo pueden solicitar las familias esta adopción?

Lo pueden hacer a través de la página web, www.amigosdelsahara.net; por correo electrónico; y, principalmente, por el boca a boca, que es el que mejor funciona. Cualquier familia que se vea capacitada puede hacerlo, pero nosotros tenemos un perfil interno que consiste en una pequeña entrevista y, con ella, decidimos si es apta o no porque todo el mundo no lo es, por el bien de la familia y del niño, por supuesto.

Entrevista: Almudena Garrido

Fotografía: Ana Belén Portellano y Adrián Ruiz


 

ENTREVISTA A JOSEFINA NIETO

SONY DSC

¿Cuáles han sido tus voluntariados y por cuánto tiempo?

‘La primera vez fue Perú, una zona rural al sur de Los Andes a  3.600 metros de altitud. Allí permanecí durante 3 meses; al principio colaborando en un colegio de secundaria en una localidad llamada Urcos y después en un pueblo más pequeño dando clases de inglés a los niños y ayudando en un comedor de la ONG que da de comer diariamente a unos 120 niños, que vienen de unas comunidades más altas y que muchas veces es la única comida que realizan al día.’

‘La segunda vez me dieron la oportunidad de ir al Congo ya que al ser profesora de francés no tendría ningún problema con el idioma. Este voluntariado se prolongó también durante todo el verano. Fui con una compañera de la ONG llamada Adriana, de Ourense. Allí teníamos planeado colaborar dando clases de inglés en una parroquia, pero gracias a una religiosa de las Siervas de San José que es médico, tuvimos la suerte de conocer una maternidad en el barrio de la Katuba Upemba (en la ciudad de Lubumbashi). Cuando Adriana y yo fuimos a visitar la maternidad, tuvimos claro que era en aquel lugar donde queríamos invertir el mayor tiempo de nuestro voluntariado.’

‘El gobierno congoleño no paga educación, sanidad u otros servicios básicos y todos ellos son atendidos únicamente por las congregaciones religiosas y las ONGs, por lo tanto, su labor en estos sitios es muy importante, ya que los ciudadanos están totalmente desatendidos.

El Congo, tiene un suelo minero muy rico en minerales, entre ellos destaca el coltán (imprescindible para la industria de aparatos eléctricos, centrales atómicas y teléfonos móviles) que podría ser una fuente de prosperidad para los congoleños, sin embargo las multinacionales y las guerrillas locales se disputan su explotación sin importarle el coste humano. Las parroquias pues, y las ongs son quienes construyen colegios, centros de vacunación, maternidades, etc. Y los ciudadanos son los que deben pagar por servicios básicos como la educación, dar a luz, ser atendidos en un hospital, etc.’

IMG-20151112-WA0013¿Cómo te decidiste a irte a un país extranjero a hacer este tipo de voluntariado?

‘Todo el mundo en el fondo tiene ganas de vivir una experiencia similar, yo soy una persona muy viajera y se me presentó a la edad de 50 años la
posibilidad de hacer algo que había querido hacer siempre. Uno siempre tiene la necesidad de compartir, de aprender, de aportar lo mucho o lo poco que puedes hacer, siendo consciente a la vez de que no vas a cambiar el mundo, pero puedes ayudar a  las personas que se pongan en tu camino en la medida de lo posible.’

‘Muchas personas me han manifestado que les gustaría hacer algo así pero algunos tienen miedo, hay que tener en cuenta que vas a unos países inestables, la policía y el ejército son  corruptos. Físicamente tampoco es fácil a veces la experiencia; en el caso de Perú, vivir a 3.600 metros de altitud es duro para quienes no estamos acostumbrados y en El Congo coincidí con toda la crisis del ébola, pero al no haber ninguna información la gente estaba muy tranquila; solo cuando nos podíamos  conectar por la noche al canal internacional nos informábamos brevemente de los avances de la enfermedad. Te arriesgas también a muchas enfermedades como la malaria, el cólera… y además hacer un voluntariado es caro, ya que cada uno costeamos nuestro viaje, desplazamientos, etc. , aunque la ONG nos proporciona el alojamiento y la comida, que no es poco en esos países; pero por encima de todo, las religiosas son muy disciplinadas y tienes la ventaja de saber que vas a un sitio limpio y seguro’.

¿Cómo se tomó tu familia que te fueras de voluntariado?

‘Fue un golpe para mis padres, ya que son mayores y les asustaba que me fuera tan lejos y durante tanto tiempo. Mis hijos sin embargo, me conocen, saben de mis inquietudes y comprendieron que estaba decidida a irme. Mientras estuve allí escribí un Blog y mis hijos se reunían con mis padres para leerlo a diario, lo que suponía un momento de compartir entre ellos que a mí me reconfortaba y alegraba mucho desde allí. Ellos sabían que yo tenía ganas de hacer algo similar y que es algo que a mí me llena mucho y respetaron mi decisión. Ahora mi hijo mayor está colaborando con una asociación de niños con cáncer, por tanto, el crear conciencia entre los tuyos es una satisfacción añadida. ’IMG-20151112-WA0011

Cuéntanos alguna de tus experiencias más emotivas o significativas de las
muchas que viviste en estos periodos.

‘En Perú a los niños les encantaba aprender, para ellos ir a la escuela era un privilegio y una suerte, aquí en España, parece que los estás obligando, nuestros niños (por lo general) han perdido ese interés por aprender que yo percibía día a día en Checacupe, una vez que habían comido y recuperaban sus ganas de jugar, reír y aprender al mismo tiempo, todo ello en una mezcla que resultaba un caldo ideal de cultivo para ir avanzando día a día. Cuando llevaba un tiempo allí, al caminar por las calles la gente me reconocía y me saludaba: “Buenos días profesora”, “Buenos días señorita gringa”. Los olores, colores, sonidos, músicas, sonrisas,….todo ello dibuja un recuerdo indeleble en mi espíritu.

‘En El Congo, las mujeres son muy fuertes, ellas llegan la mayoría de las veces solas a la maternidad sin más equipaje que un bolso de ropa y un cubo. Como parte de su indumentaria tienen un paño de tela que usan para acarrear  a sus bebés, las hortalizas y las compras, etc. Este paño se usaba para limpiar los fluidos del parto y todo lo que se ensucia en ese momento va al cubo. Y en la mayoría de las ocasiones, a la media hora de dar a luz se levantaban e iban ellas  al patio a lavarse la ropa con  ese cubo. Me comunicaba muy bien con ellas en francés e intentaba ayudarlas  a la hora del parto con la respiración. Era muy emotivo ver lo resistentes que eran y lo poco que se quejaban, dándome las gracias y sus bendiciones nada más tener al bebé sin yo haber hecho nada. Son personas muy agradecidas

‘Allí el transporte público solía ser lo que llaman un ‘Dubái’, son furgonetas de segunda mano que adaptan quitando los asientos y poniendo tablones de madera para que quepa más gente, apiñándonos unos con otros hasta montar a veces a más de veinte viajeros. Un día no pudimos coger el Dubái diario para ir a la maternidad y nos buscaron un taxi “de confianza”; el taxista no dudó en darse a la fuga cuando en un control de policía le pidieron la documentación del vehículo, viéndonos mi compañera y yo en una huida en toda regla con derrapaje incluído.’

IMG-20151112-WA0010‘En esta zona hay blancos pero todos ellos son gente rica que trabaja en las compañías mineras y se extrañaban de ver a dos mujeres blancas a pie de calle, muchas veces nos llamaban “musungu” (blanca) de forma despectiva, otras veces el tono era sorprendido, ingenuo y cálido, de hecho, a la religiosa que nos llevaba todos los días a la maternidad todavía le preguntan que donde están las ‘blancas’ que venían todos los días en los Dubái. Me traje la sensación de que  había gente a le gustaba  que anduviésemos por allí y agradecía que nos  mezcláramos con ellos, que usáramos sus mismos medios de transporte.’

¿La conexión a internet por tanto, estaba muy limitada?

‘Teníamos conexión a internet en El Congo, pero lo que fallaba era la luz. El gobierno congoleño no mantiene la red ferroviaria, eléctrica, de carreteras, los desagües, canalizaciones, etc. Una ciudad como Lubumbashi, de un millón y medio de personas tiene unas infraestructuras muy deficientes, por tanto, casi todas las noches se iba la luz y teníamos que manejarnos con linternas por la casa, ya que no es conveniente salir de noche por estos lugares. A pesar de todo mi compañera y yo hemos disfrutado mucho de la experiencia  y de hecho, me encantaría volver.’

¿Qué te llevas de positivo de tu experiencia?

‘Todo es positivo, aprendes muchas cosas, conoces a otra gente. Yo estoy convencida de que la educación es muy importante. A mi vuelta, con la coordinadora de la ONG Lina Antonaya, hemos visitado muchos colegios, para dar a conocer a nuestros niños que hay muchos como ellos que tienen otro tipo de vida, que tienen que caminar con un sucio bidón hasta un pozo para buscar agua o no tienen posibilidad de ir al colegio. Los niños se sensibilizan y debemos educar ciudadanos que en un futuro puedan limar las diferencias existentes actualmente. Una experiencia positiva es también por todo esto, poder compartir tus vivencias y que no quede como algo individual.’IMG-20151112-WA0009

‘Desde mi vuelta de Perú, colaboro de voluntaria en un colegio de actuación preferente una vez a la semana, estos son niños que viven en zonas más deprimidas de Linares, por lo que también aquí, en mi propia ciudad, tengo la suerte de colaborar con otras personas. Ellos, que han conocido también  mis experiencias, me preguntan por aquellos otros que viven tan lejos pero que también tienen sus propios sueños.’

‘En España somos solidarios, pero tenemos poca memoria, ya que cuando es necesario sí que colaboramos ampliamente.’

¿Cómo ha influido en tu trabajo? ¿Has evolucionado en este aspecto?

‘Evolucionas en muchos aspectos. En mi escuela hay mucha diversidad entre el alumnado, algunos que me conocen me preguntan directamente y yo les cuento las experiencias vividas y las comparto con ellos. Cuando volví del Congo hice un montaje sobre la maternidad y uno de ellos se movilizó sin decirme nada y realizó una colecta entre los compañeros, recaudando una buena cantidad de dinero que yo mandé al Congo a través de una monja que en ese momento se encontraba aquí en España, ya que allí tampoco funciona el correo ni hay forma de mandar nada. Gracias a ello Midi, la monja doctora cubana, compró algunas cosas que necesitaban: un aspirador para los bebés, una báscula, termómetros, medicamentos y algunas cosas más que resultaron, sin duda, de gran utilidad.’

¿Crees que la gente de Linares está concienciada de la situación de estos países?

IMG-20151112-WA0008‘Ahora en España estamos viviendo una crisis muy fuerte y la gente siempre dice que también hay muchas personas necesitadas aquí. Es cierto, pero yo pienso que no es excluyente. Los que dicen eso (a mi parecer), lo usan como una excusa, ya que tampoco ayudan a la gente de su entorno. Aquí hay crisis, es verdad, pero allí viven una crisis permanente, algo totalmente distinto y nuestra ONG es de cooperación al desarrollo internacional, aunque también se están barajando proyectos aquí en España.’

‘En Perú las ONG lucha por intentar erradicar la trata de personas, ya que continuamente están desapareciendo tanto mujeres como niños. Lo que más me impresionó de esto es que nadie los buscaba, ya que no tienen recursos. Si se encuentra un cadáver tampoco se esfuerzan en averiguar qué sucedió y quién lo hizo. En las zonas mineras se llevan muchas mujeres para la prostitución y, si alguna vez vuelven,  lo hacen en unas condiciones fatales, prácticamente moribundas, con todo tipo de enfermedades de transmisión sexual. Es una forma de vida muy dura. El simple hecho de tener agua potable, la construcción de pozos, es algo a lo que ellos no pueden hacer frente si no es con ayuda.

Aun así, en general en Linares la gente está bastante concienciada con la situación.’

¿Crees que en Linares la gente colabora con este tipo de causas?

‘Yo creo que sí, solo que hay que refrescarles la memoria de vez en cuando, pero cuando hacemos eventos como los conciertos solidariosmeriendas solidarias y demás, siempre tienen muy buena aceptación, aunque últimamente por nuestra situación económica son un poco más reticentes.’

¿Qué funciones tienes ahora mismo en Taller de Solidaridad?

‘Ayudar en todo lo posible, ahora mismo se está programando la merienda solidaria, donde va a haber también productos de  ‘Comercio Justo’ como café, chocolate y azúcar y también ‘Ropa Hecha con Amor’, que se confecciona en Filipinas en talleres donde las mujeres pueden llevar a sus hijos a unas guarderías especializadas y amamantarlos si es necesario en sus descansos de trabajo, percibiendo un salario justo, de forma que la mujer pueda ser independiente y aprenda a valerse por sí misma, que es uno de los objetivos más importantes de ‘Taller de Solidaridad’. El inconveniente es que son unos productos caros, pero es por una buena causa.’IMG-20151112-WA0007[1]

Has dicho que tienes pensado volver, ¿Cuándo y a donde?

‘A mí me gustaría volver al Congo, sin ir más lejos el próximo verano. Todo depende de lo que me diga la ONG. Estoy segura de que cualquier lugar al que vaya será un regalo para mí y una oportunidad de seguir creciendo, aprendiendo  y aportando todo lo que soy y lo que pueda saber y enseñar.’

Josefina hizo un Blog mientras estaba en Perú, donde publicaba a menudo sus vivencias y a la vez veía los comentarios de su familia, alumnos, etc. Cuando volvió de Perú se encontró más de 10.000 visitas.

Agradecemos enormemente tanto a Josefina como a ‘Taller de Solidaridad’ su disponibilidad y entrega para la realización de esta entrevista. A continuación, dejamos los enlaces de los Blogs de Josefina, donde poder leer sus publicaciones durante estos periodos de voluntariado.IMG-20151112-WA0005

http://decazorlaalosandes.blogspot.com.es

delguadalquiviralcongo.blogspot.com

https://estrechandolazostds.wordpress.com

Lina Antonaya y Josefina Nieto

Josefina Nieto y Lina Antonaya

 

ENTREVISTA: Ana Belén Portellano y Adrián Ruíz.

FOTOGRAFÍA: Ana Belén Portellano y Josefina Nieto.


ENTREVISTA A NAZARETH ROMERO

SONY DSCEl pasado día 12 de Agosto, el equipo de ‘El espacio del Linarense’ tuvimos la oportunidad de entrevistar a Nazareth Romero, ‘cantaora’ de flamenco reconocida, que se prestó amablemente a que le hiciéramos unas preguntas, encontrándonos en la cafetería del Hotel Santiago de Linares, que nos brindó una fantástica atención. A pesar de ser una entrevista, todos pasamos una tarde agradable, más propia de unos amigos que toman un café que de un encuentro más serio, lo cual era nuestro objetivo, no queríamos una entrevista milimetrada, sino poder estar cómodos y conversar, con posibilidad de poder repetir en cualquier ocasión. Aun así, como es normal, íbamos preparados, aunque luego toda la preparación no se siguiese al pie de la letra.

Nazareth Romero, natural de Linares, de 20 años de edad, lleva aproximadamente diez de ellos dedicándose a la música, aunque siempre le gustó cantar. En principio, se negaba a ir a peñas flamencas hasta que su ambición por aprender a cantar saetas la llevó a la recién abierta por entonces ‘Peña de Carmen Linares’, donde conoció a su mentora y madre para ella en el cante, Francisca García Herrera, presidenta de la peña, con la que desde entonces tiene una amistad y relación muy especial. Actualmente, estudia Ingeniería Industrial en la ‘Escuela Politécnica Superior de Linares’.

¿Qué puedes contarnos sobre tu formación relacionada con la música?

Estuve tres años formándome en ballet y flamenco, en la Asociación Cultural de danza ‘Terpsikore, que se encuentra en el Lugarillo, pero siempre me ha interesado mas el flamenco, dando clases también de canto durante un año con la profesora Rosa María Godino, cantante de la Orquesta de Música Ligera, que me ayudó mucho a educar la voz con sus técnicas de canto. Después de esto mi formación ha sido en la peña, con Salvador Fernández, que es nuestro maestro y que también nos ha enseñado mucho.

¿Tienes idea de seguir formándote?

El flamenco es un aprendizaje constante, siempre hay algo que aprender. Desde hace mas o menos un año he empezado a cantar para el baile, que es algo nuevo para mí, aunque me gustaría una vez terminado mi grado, poder cursar la Licenciatura de Cante Flamenco que se encuentra en Córdoba.

¿Qué te motivó a comenzar en el mundo de la música?

En principio no me gustaba el flamenco, pero me motivó el querer aprender a cantar saetas. Así empecé a cantar y aprender cosas, que me llevaban a seguir aprendiendo, hasta que a día de hoy se ha convertido en algo imprescindible para mi, tanto que si no canto ya siento que me falta algo. También empiezas a prepararte para concursos de peso como ‘La unión’ o el ‘Concurso Nacional de Tarantas’, que requieren una gran preparación.

¿Qué te ha parecido el mundo del flamenco?

Es un mundo muy competitivo, donde habría que dar más oportunidades a la gente joven, compitiendo en igualdad de condiciones, y no gente muy experimentada con gente que acaba de empezar, de manera que la gente con menos recorrido tenga también oportunidad de formarse y aprender.

¿Qué te motivó una vez dentro de este mundillo a seguir cantando?

Sobre todo el poder seguir avanzando y llegar a ser una cantaora reconocida, por soñar, me gustaría llegar a lo mas alto.

¿Cantas en cualquier peña flamenca?

Si, yo soy Nazareth Romero y canto delante de quien quiera verme cantar, no hay que cerrarse puertas una misma, ya que muchas veces ya se cierran solas. Por supuesto, la Peña de ‘Carmen Linares’ es mi peña y donde empecé, pero estoy dispuesta a cantar en cualquier peña que me lo solicite.

 ¿Has obtenido formación con algún instrumento musical?

Tocaba la viola en el conservatorio, pero lo dejé porque no me gusta el lenguaje musical, también tocaba el piano y se me daba muy bien. Siempre he tenido buen oído, y considero que para una cantaora aprender a tocar la guitarra es una ventaja muy grande, por lo que si me gustaría aprender por mi cuenta, aunque no tengo tiempo ahora mismo para ello.

 ¿Has tenido oportunidad de conocer a Carmen Linares?

Si, el pasado mes de Mayo, tuve la oportunidad de cantar con ella en el Teatro Cervantes, y hemos podido compartir algunas comidas y cenas juntas.

 ¿Cuáles son tus próximas actuaciones?

El 19 de Agosto cantamos en el ‘Teatro Cervantes’, el día 31 en la ‘Caseta de Izquierda Unida’ y el día 11 de Septiembre en la Peña ‘El cabrerillo’.

Cuéntanos los premios y reconocimientos mas importantes que has conseguido aquí en tu ciudad.

El primer premio que conseguí fue La Cabria de Plata en ‘El centenillo’, hace varios años, he recibido varios premios de saetas, así como el premio ‘Fernando Medina’ por dos veces. Puedo seguir diciendo muchos como el ‘Premio Nacional de Letras’, el premio en el ‘Concurso Nacional de Tarantas’ en 2013, Semifinalista en el ‘Concurso internacional de la Unión’ o el Segundo premio en el ‘Concurso Nacional de la Peña flamenca Tio Paco’ de Córdoba. Tengo el reconocimiento de ‘Socia de Honor’ en la Peña ‘Carmen Linares’ de nuevo, algo muy importante ya que solo nos lo han concedido a Belén Vega y a mi.

 A parte de todos los actos a los que has acudido aquí en tu ciudad, ¿A cuales has acudido fuera de ella?

En sitios como la Peña Flamenca ‘Mirabras. Fernan Núñez’ de Córdoba, la Peña ‘La platería’ en Granada, la Peña de ‘Tomares’ en Sevilla, que es muy importante, el ‘Centro Andaluz de Vitoria’ y otros lugares como Baeza, Valladolid o Badajoz, donde pude cantar con María Toledo. Además de eso pude acudir como espectadora a la ‘Noche Blanca Flamenca de Córdoba’, donde disfruté mucho.

De todas las actuaciones que has llevado a cabo durante estos años, ¿Cuál ha sido la de mayor valor sentimental para ti?

Sin duda la noche que gané el ‘Concurso Nacional de Tarantas’ hace dos años, ya que llevaba preparándome tres años para ello y mas intensamente los últimos tres meses. Otro momento destacado fue cuando tuve la oportunidad de cantar en ‘La unión’ dentro de una mina, aunque fue algo improvisado, mereció la pena, ya que era finalista en ese momento del ‘Concurso de La Unión’. También tuve la oportunidad de cantar con Antonio Padilla en el ‘Teatro Cervantes’. Esos han sido para mi los momentos que mas destacados.

¿Tienes pensado volver a presentarte este año al ‘Concurso nacional de Tarantas’?

No, aparte de que no podría hasta dentro de tres años, ya he ganado el primer premio y no puedo aspirar a mas, por tanto ya me gustaría centrarme en otros concursos y actuaciones.

Conocemos tu faceta de ‘cantaora’ de saetas en Semana Santa. ¿Por qué te gusta este tipo de cante? ¿A qué hermandades sueles cantar?

Aunque mi cante por excelencia son las tarantas, me gustan mucho las saetas, por el ambiente que se vive en las calles en Semana Santa. Aunque mi Hermandad es ‘La Oración’, siempre canto también a ‘El Rescate’, y a veces a ‘El Nazareno’, ya que mi madre es devota. Ya dependiendo del año canto a diferentes pasos y Hermandades, me gustaría cantar algún año a ‘La Humildad’, aunque sus Hermanos hagan voto de silencio durante el transcurso del recorrido. En mi opinión hay que elegir un sitio idóneo para cantar una saeta, por ejemplo, en las calles estrechas porque hay mejor acústica, pero depende también de cada hermandad.

¿Qué tipo de saeta sueles cantar?

La saeta que yo canto está rematada por martinete, que es un estilo de cante, aunque no es típico de Linares es el que a mi me gusta.

¿Has cantado en otra Semana Santa que no sea la de Linares?

Si, he cantado a la ‘Esperanza Macarena’ de Sevilla, en un viaje que organizó mi peña a la Virgen del Rocío en Semana Santa, donde improvisadamente fuimos a ver a esta Hermandad y se me dio la oportunidad de cantarle. También gané un premio en el ‘Concurso de Bailen de Saetas’, donde canté a raíz de ello el Viernes Santo por la mañana.

Ahora nos gustaría que nos dijeras cuáles son tus proyectos de cara al futuro, ¿Piensas dedicarte exclusivamente al cante?

Si tuviera oportunidad de dedicarme solamente a cantar, me encantaría, pero soy realista y sé que es algo muy difícil actualmente, por lo que veo mas viable poder dedicarme a lo que estoy estudiando y combinarlo con el cante.

¿Piensas seguir trabajando en Linares o tienes pensado ampliar horizontes nacional e internacionalmente?

A mi me gustaría, por supuesto pero considero que es algo que ya no depende de mi. Si que espero poder seguir cantando tanto en España como fuera de ella.

¿Cómo lleva tu familia y entorno tu dedicación? ¿Hay alguna persona que te apoye mas especialmente?

Mi familia está encantada, pero mis padres son mi mayor apoyo, siempre me acompañan a donde vaya y sin ellos no podría estar donde estoy. Ellos se encargan de llevarme y hacer lo posible por venir conmigo. Sin ellos yo no podría haber hecho nada de lo que he hecho, por lo que les estoy muy agradecida.

¿Cómo ves de aquí a unos años tu futuro como artista?

Una vez terminada mi carrera, me veo establecida en Córdoba si es para seguir estudiando y formándome, y en Sevilla si es para trabajar. Espero que mis expectativas se cumplan.

 

Y hasta aquí nuestra entrevista a Nazareth Romero, a la que estamos muy agradecidos por habernos brindado su tiempo y haber compartido sus experiencias e inquietudes con nosotros. Esperamos que siga aportando mucho a nuestra web y que gracias a esta publicación, podamos estar un poquito más cerca de ella y de su trayectoria como artista.

ENTREVISTA: Ana Belén Portellano y Adrián Ruiz.

REDACCIÓN Y FOTOGRAFÍA: Ana Belén Portellano.

Copyright ©2015 Infolinares.com - Todos los derechos reservados. Desarrollado por Katy Hurtado Navas Frontier Theme