El Ayuntamiento de Linares presenta el mayor proyecto de ayuda a barrios desfavorecidos

La dinamización cultural, la lucha contra el fracaso escolar y la inserción laboral son los objetivos prioritarios del Plan Local de Intervención en Zonas Desfavorecidas de Linares (PLIZD)

El Ayuntamiento de Linares ha presentado en sociedad el nuevo Plan local de intervención en zonas desfavorecidas de Linares (PLIZD) 2018-2022. El objetivo prioritario que persigue esta medida pasa por la erradicación de la exclusión social. Concretamente, estas medidas se vertebrarán en los barrios Arrayanes y La Esperanza, en la zona norte de la ciudad, y los barrios de El Cerro, La Zarzuela y San Antonio, al noroeste del núcleo urbano de Linares. Sus características principales son las altas tasas de paro, la baja cualificación profesional y el fracaso escolar, además de la venta y tráfico de sustancias.

Durante la presentación han intervenido el Delegado Territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Jaén, Antonio Sutil; el alcalde de Linares, Raúl Caro, alcalde de Linares; la concejala delegada de Bienestar Social, Igualdad y Diversidad, Myriam Martínez; y la concejala Delegada de Festejos y Participación Ciudadana, María Auxiliadora Del Olmo.

En palabras del delegado Antonio Sutil, este proyecto supone “una mejor intervención en el apartado social” a la que se suma el anuncio de un compromiso con el sistema educativo de la zona de Arrayanes y otras áreas desfavorecidas de Linares, ya que estos los centros educativos allí situados son “el corazón de una zona que lo necesita”, apuntaba Sutil. El alcalde de Linares, Raúl Caro, hacía una llamada al trabajo colaborativo en este proyecto, para aunar fuerzas. “Vamos a trabajar todos juntos, esa debe ser la máxima de la ciudad, siendo conscientes de que la ciudad de Linares es uno de los pulmones de la provincia”.



Por su parte, la concejala de Bienestar Social, Myriam Martínez, afirma que “el enfoque integral y comunitario es capaz de eliminar las situaciones de exclusión social”, uno de los grandes objetivos de este plan. Para ello, se ha dispuesto de nuevos refuerzos. Concretamente, de siete trabajadores sociales y cinco educadores sociales, a los que se unirán cinco perfiles más de manera inminente. Por último, la concejala de Participación Ciudadana y Festejos, María Auxiliadora del Olmo, subrayaba las actividades de ocio inclusivo y deportes que tendrán lugar en estos barrios, así como el fomento de la participación ciudadana, “lo que se complementa con un fuerte apoyo al tejido asociativo”, concluye.

Un plan con cuatro ejes de intervención

El Plan Local de Intervención en Zonas Desfavorecidas de Linares (PLIZD) plantea cuatro ejes de intervención. El primero está relacionado con el desarrollo económico y comunitario sostenible para conseguir el incremento del nivel de empleabilidad de los residentes en estas zonas, especialmente mujeres y personas en situación de exclusión, a través de itinerarios de inserción sociolaboral personalizados e integrados, mesas de trabajo profesional y la adaptación de nuevas políticas de empleo con el programa “Yo contribuyo, ¿Y tú?” que busca terminar con la economía sumergida de estas zonas. A ello se suma el impulso de microcréditos a través de mesas de trabajo y del programa Mercabarrio que busca potenciar la actividad comercial de la zona.

El segundo eje supone la implementación de políticas públicas para el bienestar y la cohesión social, con el incremento de profesionales en los servicios sociales comunitarios, itinerarios de inserción laboral y el aumento y vinculación de prestaciones económicas. Incrementar el éxito y nivel formativo con escuelas de padres y madres, el impulso de comunidades de aprendizaje y la implantación de programas mentoring o de un aula para atender al alumnado expulsado son otras de las medidas anunciadas.



El tercer eje pasa por la dotación de nuevos equipamientos deportivos, culturales y sociales, así como de zonas verdes y espacios de encuentro y convivencia y las relaciones vecinales. En suma, se reforzará la vigilancia y el control de delitos, a través de policías de mediación y proximidad. Otras actividades como teatro, cine o la Culturoteka complementan este eje.

El cuarto y último eje pone su foco en el trabajo en red y en la innovación en la intervención social comunitaria, mejorando la formación y el reciclaje de todos los profesionales implicados, adaptando nuevas estrategias de intervención social y articulando la coordinación entre administraciones, entidades sociales y recursos privados para mejorar y cambiar la imagen de la zona en el municipio, contando para ello con campañas de difusión y comunicación especializadas en esta materia. Para hacerlo posible ha sido vital la participación de las asociaciones vecinales, profesionales de Servicios Sociales, Educación, Vivienda, Salud, Empleo, junto a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, además de las distintas áreas de administración local y numerosas entidades de iniciativa privada.

Trabajando por el geriátrico

El delegado ha afirmado que siguen trabajando para dar un uso al edificio cerrado del geriátrico linarense. A su vez, afirmó “que la línea de la Junta de Andalucía no es crear macroresidencias”. No obstante, se está pensando dar otro tipo de uso al edificio y “ampliar las plazas ofertadas en otros centros de mayores de la provincia, para disminuir las listas de espera”.